Kanelbullar (bollo sueco) y especias con sabor a Navidad

Kanelbullar y especias con sabor a Navidad

Dificultad: media Preparación: 2 horas
Calorías: 200/unidad  Congelar: no

Ingredientes para 4 personas
150 g de mantequilla • 5 dl de leche • 50 g de levadura fresca • 85 g de azúcar • 850 g de harina  • 1/2 cucharada sopera de sal • Para el relleno: 150 g de mantequilla • 1 dl de azúcar • 2 cuch. de canela en polvo • Para el topping: • 1 huevo • azúcar perla

1 Primero, calienta la leche a 37 grados (echa unas gotas de leche sobre el dorso de la muñeca; tienes que notar que está a la temperatura de tu cuerpo). Mezcla la levadura fresca con la leche que acabas de calentar. Añade la mantequilla (debe estar derretida), el azúcar y la sal. Remueve bien para que no queden grumos. Añade la harina poco a poco. Trabaja la masa durante unos 10 minutos. Déjala reposar en un bol tapado con un trapo de cocina durante 30 minutos. La masa debe crecer notablemente durante esos 30 minutos.
2 Pasados los 30 minutos, divide la masa en cuatro partes iguales y estíralas, dándoles una forma alargada y plana. Mezcla los ingredientes del relleno. Añade la masa a cada uno de los 4 trozos que has hecho con la masa. Enrolla la masa alrededor de la mezcla, haciendo una especie de rollo alargado.
3 Deja reposar durante uno 10 minutos y corta los rollos en rodajas. Pon los bollitos en la bandeja del horno, tápalos con un trapo y déjalos reposar durante 40 minutos.
4 Prepara el topping con el huevo y el azúcar perla, y pinta cada bollo con ello. Pon el horno a 225 ºC y hornea los bollitos durante 10 minutos.

Especias de Navidad

Anís: Perfecto para panes, galletas y recetas navideñas, dándoles un sabor y olor tradicional e inconfundible. Úsalo en poca cantidad. Es potente.

Canela: Desde en bebida típicas de estas fechas  hasta en postres de todo tipo (galletas amaratti, en la trenza de canela…), la canela está muy presente

Vainilla: El tronco de Navidad, todo tipo de cremas dulces y las galletas de estas fechas no serían lo mismo sin la vainilla. Y, por supuesto, en los postres abizcochados.

Escribe tus comentarios