Irina Shayk pasea su embarazo por las playas de California

BRADLEY COOPER E IRINA SHAYK EN WIMBLEDON

Irina Shayk y Bradey Cooper celebran San Valentín en las playas de Venecia

Desde que diera a conocer su embarazo durante el desfile de Victoria’s Secret, las apariciones públicas de Irina Shayk han sido nulas. De hecho, las escasas instantáneas que hemos tenido de ella han sido paseando por las inmediaciones de su residencia en Nueva York y siempre ocultando su incipiente barriguita. La top ha cancelado todos sus compromisos profesionales para vivir su primer embarazo lo más relajada posible.

La pareja fue vista el día de San Valentín mientras paseaba su amor por las playas de Venecia (California). La modelo, a quien ya le es imposible ocultar su estado, cargaba con una cesta de picnic con su almuerzo, mientras Bradley sostenía los zapatos de su chica. Este es el segundo día del amor que pasan juntos, pero seguro que en esta ocasión es mucho más especual, y es que lo suyo ha sido un romance muy pasional. Cabe recordar las imágenes que protagonizaron el verano pasado sobre las aguas de la Costa Amalfitana.

Irina, que ha entrado ya en el último trimestre del embarazo, lució un look de lo más sobrio compuesto por camiseta larga, mallas y grandes gafas de sol, y es que ha encontrado en el color negro su seña de identidad en esta etapa tan especial. En cambio, Bradley, con un estilo deportivo si se quitó la camiseta para tomar algo de sol.

A sus 31 y 42 años respectivamente, este será el primer hijo para ambos. En algo más de dos años de relación han conseguido formar esa familia que tanto ha soñado la modelo, y es que, ha reconocido en varias ocasiones que ella es una mujer muy tradiciones. De lo que no cabe duda es que para la boda habrá que esperar al menos hasta el nacimiento del bebé.

Quizás sea el próximo día 26, con motivo de la celebración de los Premios Oscar, el escenario perfecto para mostrarle a todo el mundo el gran amor que se tienen y todo lo que está por venir.

 

Escribe tus comentarios