4 hábitos que te hacen engordar… y no lo sabes

4 hábitos que te hacen engordar... y no lo sabes

¿Pese a que haces ejercicio e intentas llevar una alimentación sana y equilibrada, comes menos e incluso llegas a pasar hambre, no hay forma de perder peso, hagas lo que hagas, o incluso llegas a engordar? ¿Llevas un ritmo de vida y un nivel de estrés con el que tendrías que estar en los huesos, y quemas mucho más de lo que consumes, pero no logras adelgazar de ninguna manera? Está claro que algo pasa, y puede que seas tú misma la que estás saboteando tu plan de operación bikini. Te vamos a descubrir cuatro hábitos de lo más frecuentes que pueden tener mucho que ver con que no dejes de engordar o no consigas adelgazar. ¡Toma nota!

No dormir te hace engordar

Un estudio de lo más interesante publicado por la Universidad de Washington sobre los hábitos de sueño demuestra que cuanto más duerme una persona, menos impacto tiene sobre ella el gen de la obesidad. Además, dormir menos de siete horas al día está relacionado con un peso corporal más alto. Así que ya sabes: si quieres adelgazar, empieza por descansar en condiciones.

Los alimentos dietéticos también pueden engordar

Es uno de los errores más comunes: sustituir ciertos alimentos, bebidas o snacks por sus versiones dietéticas o light, y pensar que así tenemos parte del trabajo hecho. Sin embargo, muchos de estos alimentos, como pueden ser ciertas barritas de cereales, pueden contener tantas o más calorías que, por ejemplo, una chocolatina.

Haces ejercicio… pero no funciona

Está demostrado: hacer ejercicio sin cuidar la alimentación es muy poco eficaz si lo que se busca es perder peso. Por este motivo, si estás haciendo el esfuerzo y lo que quieres es perder peso, es básico que combines ambos hábitos, una dieta adecuada y ejercicio físico.

4 hábitos que te hacen engordar... y no lo sabes

Obsesión por hacer listas

Tienes tanto que hacer que elaboras interminables listas de tareas para que no se te escape nada, y tienes varias libretas (una para el trabajo, otra para casa, otra en el bolso…) en las que vas apuntando todo lo que no quieres que se te pase. Pues es un gran error, puesto que al igual que reducir el tiempo de sueño, hacer listas de tareas puede tener que ver con el binomio adelgazar/engordar, ya que favorece la aparición de estrés y ansiedad, y hace que el organismo segregue cortisol, conocido como la hormona del estrés, que además de repercutir en cómo se distribuye la grasa por el cuerpo (y que se instale en determinadas zonas), aumenta el apetito en momentos de nerviosismo, lo que te lleva a comer más de lo que debes y/o a picar entre horas.

Dejanos tus Comentarios