Lucía Pariente

Lucía Pariente
  • Nombre real: Lucía del Rosario Pariente Jiménez
  • Fecha de nacimiento: 01/08/1963 ( 54 Años)
  • Zodiaco: Leo

Biografía de Lucía Pariente

Lucía Pariente Jiménez es la madre de la modelo Alba Carrillo. Natural de Nava del Barco (un pueblo de Ávila) y casada con Carlos Carrillo, su salto a la fama llegó de la mano del polémico divorcio de su hija con el tenista Feliciano López. Aunque ha desarrollado diferentes profesiones, como gerente de una tienda de deportes o de diversas empresas relacionadas con la electricidad y la instalación de aire acondicionado y calefacción, ahora mismo es reservista voluntaria del Ejército del Aire; de hecho, ha llegado a participar en el desfile del Día de la Hispanidad.

A pesar de que ya era conocida con anterioridad en el mundo del corazón, pues habíamos visto imágenes de ella acompañando a su hija o con su nieto, Lucas –fruto de la relación de Alba con Fonsi Nieto-, se hizo habitual en platós defendiendo a su hija tras su separación del deportista menos de un año después de su boda. Se cansó de que vertieran comentarios hirientes y mentiras –según siempre su versión- de la modelo.

Vive en Las Rozas con su marido, su hija y su nieto desde la separación de Alba. Se convirtió en su mayor defensora, ya que, según ha confesado, su familia es lo primero. En su primera visita a Sálvame Deluxe para despotricar contra Feliciano ya dio muestras Lucía Pariente de su fuerte carácter. De hecho, es una de sus señas de identidad y lo que más polémicas ha generado.

En más de una ocasión ha reconocido que es la persona fuerte de su familia, la que tira del carro ante los problemas, mientras que su marido y su hija son más débiles y sentidos que ella. “Mi marido prefiere estar al margen. Además, en mi casa, la fuerte soy soy. Él y mi hija son mucho más sentidos”, dijo en Sálvame Deluxe. En muchos medios han hablado de ella como una auténtica “madre coraje”.

Su participación en Supervivientes

Su fama televisiva llegó a su punto máximo con su participación en Supervivientes. En la edición de 2017, Lucía Pariente dio muestras de su gran carácter desde el mismo momento de su llegada a Honduras. Una de las primeras peleas que tuvo fue con su hija Alba, a la cual llegó a decir que nunca había estado enamorada de su padre; este tema generó ríos de tinta, provocando hasta especulaciones sobre su sexualidad. “En mis bragas mando yo” fue la polémica frase que pronunció sobre el tema.

Madre e hija no solo pelearon la una contra la otra, también protagonizaron encontronazos muy duros con el resto de concursantes. Uno con Gloria Camila y otro con Laura Matamoros fueron de los más sonados, acabando el segundo con el casi abandono de Alba Carrillo de la isla y la expulsión de Lucía; aunque volvió al concurso como fantasma del pasado para acompañar a Kiko en la casa del árbol, también desistió y volvió a España.

Las polémicas de Lucía Pariente

Muchos acusan al carácter y la forma de ser de Lucía Pariente de los fracasos amorosos de su hija y sus continuas polémicas con sus exparejas. “Me parece inaudito lo que está pasando en el programa. No creo que la relación entre madre e hija sea sana”, llegó a comentar Jorge Javier Vázquez, presentador de Supervivientes, tras la marcha de Lucía de la isla.

Una de las últimas más sonadas ha sido su enfrentamiento con Fonsi Nieto, el padre de Lucas, por haber llevado al niño a los estudios de Supervivientes a recibir a su madre cuando éste se había negado a que el pequeño formara parte del show. El expiloto y actual DJ ha presentado una denuncia contra Pariente y llegó a decir en Sálvame que  la peor cara de Lucía que habíamos visto no era nada comparada con cómo es en realidad.

También ha tenido serios encontronazos con Kiko Matamoros y su mujer, Makoke. Unas fuertes acusaciones que Lucía vertió sobre el tertuliano y su mujer han provocado más de una pelea televisiva de Pariente con Kiko. El propio tertuliano de Sálvame la acusó de practicar la brujería contra Feliciano López quemando varias prendas de ropa del deportista, pero ella lo negó: “En mi vida he practicado la magia negra, pero sí, me gusta echar las cartas. Me entretengo con eso, como si fuera un juego. Pero no tiene mayor importancia”, contestó.

Fotos de Lucía Pariente