Juan Valentín Urdangarín

Juan Valentín Urdangarín

Biografía de Juan Valentín Urdangarín

Juan Valentín de Todos los Santos Urdangarin y Borbón es su nombre completo, aunque el gran público siempre lo ha conocido como Juan Valentín. El primer hijo de la infanta Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarín llegó al mundo en Barcelona, el 29 de septiembre de 1999. Tras él, años después, irían llegando el resto de sus hermanos: Pablo, Miguel e Irene.

Juan Valentín fue el segundo nieto de los entonces reyes de España, don Juan Carlos y doña Sofía. Tras acceder su tío, el rey Felipe VI, al trono, pasó a ser el séptimo en la línea de sucesión al trono español; va detrás de sus primas, la princesa Leonor y la infanta Sofía; su tía Elena y sus primos, Felipe Juan Froilán y Victoria Federica, y su madre, la infanta Cristina (exduquesa de Palma).

Físicamente es el más parecido a su padre. Eso sí, los que le conocen dicen que ha heredado el carácter y la forma de ser de su madre.

Una infancia tranquila

Su infancia transcurre tranquila en Barcelona, ciudad en la que sus padres instauraron su residencia debido a sus compromisos profesionales; viven todos en la prestigiosa zona de Pedralbes, la zona alta situada al norte de la ciudad. Más alejado del foco mediático que su primo Froilán, al que le une una gran amistad debido a la edad similar que tienen, siempre se definió como un niño tranquilo y responsable. Dicen en el círculo cercano a sus padres que siempre ha sido el encargado de cuidar de sus hermanos, para que no hicieran trastadas.

Buen estudiante, cursó estudios en el Liceo Francés de la capital catalana hasta el traslado familiar a Estados Unidos. Siempre ha sido aficionado al deporte, tanto por influencia paterna como por su familia materna. Desde pequeño demostró dotes en el balonmano, disciplina que ha ido practicando con los años. Incluso, durante este tiempo en Barcelona, llega a formar parte del equipo infantil del Handbol Esplugues. También se inicia en la practica de natación, vela y esquí, al igual que el resto de sus primos y por influencia de su abuelo, el rey Juan Carlos.

Los años en Washington

Cuando salen a la luz las operaciones financieras de Iñaki Urdangarín, toda la familia se traslada a Washington. Desde allí tanto la infanta como su marido intentaron alejar a sus hijos del foco mediático y del interés que despertaban en nuestro país. Juan Valentín, por ser el mayor de todos, es quizá el más consciente de lo que está sucediendo con su padre.

Quizá para evitar que el cambio fuera del todo brusco, sus padres decidieron que continuara con la educación recibida en Liceo Francés de Barcelona y lo matricularon en el Lycée Rochambeau. Se trata de un centro privado situado a unos 16 kilómetros de Washington; una escuela de élite a la que acuden los hijos de las personalidades más importantes y por cuya asistencia sus padres desembolsaban unos 1.300 euros mensuales. También acudían sus tres hermanos, por lo que los entonces Duques de Palma desembolsaban casi 6.000 euros al mes en la educación de sus cuatro vástagos.

Precisamente en estos años es cuando Juan Valentín más sufre el distanciamiento con su familia materna. Con el foco mediático puesto en su padre, su tío corta toda relación con ellos. El único contacto que tiene con ellos es a través de su abuela, doña Sofía, que se empeña en seguir reuniendo a sus nietos cada verano unos días o durante las fiestas de Navidad. Dicen que, en esos años, la ahora reina emérita hablaba con los hijos de la infanta Cristina casi a diario por videoconferencia.

Vuelta a Barcelona y mudanza a Ginebra

Tras la imputación de Iñaki Urdangarín, la familia vuelve a hacer las maletas de vuelta a Bacelona; el motivo del regreso es la preparación de la defensa del exjugador de balonmano. Una vez en la ciudad condal, Juan Valentín vuelve al Liceo Francés con sus antiguos compañeros, pero algo ha cambiado. Los que le conocen afirma que se volvió serio y distante, quizá porque en esos años la hostilidad hacia sus padres y su familia quedaba latente. Su hermano Pablo también corre la misma suerte, y se llega a decir que ambos están sufriendo vacío por parte de los que antes eran sus amigos y compañeros.

En 2013 los Urdangarín-Borbón vuelven a hacer las maletas y se mudan a la tranquila Ginebra. Su hogar es un elegante ático situado en un edificio histórico en Florissant, uno de los mejores barrios de la ciudad. Allí, bajo el paraguas de la tranquilidad, Juan Valentín y sus hermanos pasan el juicio del Caso Noós, la condena de su padre y la absolución de su madre. El primogénito de la infanta estudia allí en La Escuela Internacional de ginebra, el prestigioso Ecolin; se trata de un centro por el que se pagan unos 25.000 euros anuales por alumno.

Juan Valentín es de nuevo feliz. En Suiza nadie le reconoce como el hijo de Iñaki Urdangarín. Es un anonimato tranquilo que le hace volver a recuperar las ganas de relacionarse con otros niños. En la capital suiza continúa su formación en balonmano en el Centre de Sportif des Trois Chene, lo que le ayuda a conseguir ampliar su círculo social.

Su mayoría de edad

Unos días antes de comenzar octubre de 2017, Juan Valentín Urdangarín cumple su mayoría de edad. Tras acabar sus estudios de Bachillerato Internacional, el hijo mayo de la infanta Cristina puede estudiar en cualquier universidad del mundo. Sin embargo, a diferencia de su hermano Pablo, que pidió estudiar en el extranjero, él quiere estar cerca de su padre, de su familia. Aunque no se conocen los planes del joven, se cree que cursará sus estudios universitarios en Suiza.

Durante su último año de formación académica en el centro suizo, Juan Valentín ha viajado como cooperante a Vietnam. Junto con otros compañeros de estudios, se trasladaron a un pueblo humilde en el delta del Mekong; allí trabajaron en la construcción de hornos de biogás durante el tiempo que duró el viaje.

Muchos han sido los que se han preguntado si Juan Valentín seguirá el camino de su primo Froilán, Pipe, en lo que a escándalos se refiere. Fiestas nocturnas, peleas y alguna que otra salida de tono han acompañado la adolescencia y ya mayoría de edad del primogénito de la infanta Elena. Sin embargo, por lo que parece, Juan (como le conocen en casa) ha preferido la tranquilidad y siempre ha huido de los escándalos; de hecho, tiene hasta cerrada su cuenta de Instagram. Bastante tenemos ya en casa, debe pensar el joven.

 

Fotos de Juan Valentín Urdangarín

Famosos Relacionados con Juan Valentín Urdangarín