Georgina Rodríguez

Georgina Rodríguez

Biografía de Georgina Rodríguez

Georgina nació en Jaca, Aragón. Desde pequeña sintió pasión por la danza, por eso desde los cuatro añitos compaginó sus estudios en el colegio Santa Ana con clases de ballet; pero a los catorce cambió de rumbó y empezó a querer ser modelo.

En la adolescencia trabajó en el bar Sansanet, donde la recuerdan como una “curranta”.

Lo que ahorró poniendo copas lo utilizó para mudarse a Madrid y probar suerte en el mundo de la moda. Llegó con 19 años y se instaló a vivir con su hermana mayor Ivana, que estudia medicina. Fue después cuando comenzó a trabajar en Gucci.

Trayectoria profesional

La llaman la Kim Kardashian española o la nueva Irina Shayk, pero Georgina Rodríguez ya brilla con luz propia. Cuando Cristiano Ronaldo conoció a la joven, de 23 años, ella trabajaba en Gucci y en un córner de Prada en El Corte Inglés del Paseo de la Castellana en Madrid.

Sin embargo, cuando el romance con el portugués saltó a los medios de comunicación, sus jefes decidieron cesar su contrato porque los fotógrafos la esperaban a las puertas del establecimiento y la gente solo entraba al local para verla. Estaba sometida a mucha presión.

Poco después a Georgina comenzaron a lloverse ofertas de trabajo. El mayo del año 2017, la joven fichó por la agencia de modelos que representa a Laura Ponte y Rocío Crusset, Uno models. Sus medidas 85-62-90 no son propias de una modelo, pero ya hay marcas que la reclaman. Eso sí, no hará pasarela porque su altura no se lo permite. También ha exigido en su contrato no hacer entrevista ni referencias a su relación con el jugador portugués.

Cuando entró en la agenda le pusieron un estilista y un nutricionista para cuidar al máximo su estilo y alimentación. Le trabajaron el look, hidrataron su piel y melena… Todo con el objetivo de convertirla en una verdadera estrella de la publicidad.

Lo cierto es que la vida de Georgina ha dado un giro radical. Nada queda de aquella joven que ganó su primer sueldo trabajando como camarera en su ciudad natal, Jaca. En su adolescencia probó suerte como niñera en Bristol, y aprovechó su experiencia para estudiar inglés.

Su vida amorosa

Georgina Rodríguez era una completa desconocida para el público hasta que conquistó el corazón de Cristiano Ronaldo. Así surgió el amor entre ellos. Todo comenzó a finales del año 2016, Cristiano acudió a la tienda Gucci de Madrid donde ella trabajaba y allí tuvieron el primer contacto.

La casualidad quiso que ella fuera la dependienta encargada de elegirle la ropa. A él le encantó y al terminar las compras, le pidió el número de teléfono. A partir de entonces, cada vez que el jugador iba a la tienda, pedía al gerente que le atendiera ella a puerta cerrada. Ella accedió y así comenzó el romance entre ellos. Pocos meses después formalizaron su relación.

Fuentes cercanas a la aragonesa aseguran que no lleva muy bien el revuelto mediático que se ha formado en torno a ella. No le gusta que piensen que solo está con el futbolista por su dinero.

Georgina no solo se ha ganado el corazón del jugador, también de toda su familia y entorno. Al contrario de lo ocurrido con Irina Shayk, cuya mala relación con la familia fue uno de los detonantes de que la relación se acabará, el origen humilde de la joven está facilitando mucho las cosas.

Fotos de Georgina Rodríguez

Videos de Georgina Rodríguez