Andreíta

Andreíta
  • Nombre real: Andrea Janeiro Esteban
  • Lugar de nacimiento: Madrid
  • Fecha de nacimiento: 20/07/1999 ( 18 Años)
  • Zodiaco: Cancer

Biografía de Andreíta

Poco se sabe de Andrea Janeiro más allá de lo que su madre, la archiconocida Belén Esteban, ha ido contando de ella a lo largo de su infancia, salvo que es súper fan de Justin Bieber. Cumplida la mayoría de edad y con planes de estudiar la carrera universitaria en Londres, Andrea ha escogido mantenerse lejos de la prensa ya que prefiere mantener su anonimato. Eso sí, si sus planes de futuro se cumplen, la joven quiere ser locutora de radio musical.

Primeros años de vida

Andrea Janeiro es hija de Belén Esteban y el torero Jesús Janeiro, más conocido como Jesulín de Ubrique. Desde sus comienzos, la pareja llenó las páginas del papel couché y la llegada de Andreíta, como se la conoce, fue uno de los hitos en la historia del mundo del corazón. Sin embargo, casi desde el principio de su infancia, Andrea tuvo que hacer frente a una dura situación que marcaría su vida para siempre: sus padres terminaban la relación y no en los mejores términos precisamente.

La separación de Jesús y Belén fue el comienzo de la carrera televisiva de su madre, que hizo de la defensa de los derechos de su hija su propia bandera. La tensa situación que se estableció entre sus padres no llegó a mejorar y, como resultado, la relación entre padre e hija nunca ha sido la mejor.

Relación con su padre

De hecho si algo ha marcado la infancia y la adolescencia de Andrea ha sido la escasa, por no decir nula relación que la niña ha tenido con Jesús. En su día el torero afirmó que cuando su hija cumpliera 18 años le explicaría todo. Sin embargo, y a juzgar por las palabras de Belén, Andrea ha aprendido a vivir sin su padre y a estas alturas pocas explicaciones puede darle que arreglen la relación.

No ha tenido una infancia sencilla. Si la situación de por si ya es complicada de gestionar para una niña, Andrea además ha tenido que hacerlo de cara a los focos. Cada cita familiar en Ubrique a la que no le han invitado (o ella ha declinado acudir) ha sido seguida al milímetro por la prensa. Tal vez por eso ha tenido que madurar tan rápido.

Responsable, madura y harta de la prensa

Andrea ha tenido que madurar deprisa. No solo por crecer en una familia desestructurada (aunque llena de amor, de eso se ha encargado la familia materna), sino también por los problemas de su salud de su madre. Más de una vez ha sido Andrea la que ha ejercido de cuidadora de Esteban ya que, al ser diabética, no siempre se ha cuidado como correspondía. A esto hay que sumar el resto de problemas que Belén ha tenido con ciertas sustancias, problemas por otra parte ya superados.

Londres va a ser su refugio. Andrea sabía que cumplir 18 años suponía convertirse en el centro de todas las miradas, dejar de estar protegida por la ley del menor y pasar a ser objetivo de la prensa. Por eso ha escogido Reino Unido para estudiar su carrera. Su madre siempre ha dicho de ella que sacaba muy buenas notas, Belén siempre se ha enorgullecido de lo trabajadora y constante que es Andrea. Lo cierto es que Belén nunca ha tenido una mala palabra para su hija. Independientemente de lo tensa que se encuentre en ese momento, la sola mención de “su Andrea” consigue que la colaboradora sonría. Tal vez por eso está dispuesta a dejar que su corazón se rompa mientras su hija estudia en el extranjero.