Escote asimétrico, un básico ahora (y también en invierno)

Escote asimétrico

La influencer Alexandra Pereira ya se ha sumado a la moda del escote asimétrico/ Instagram @lovelypepa.

Atención, ¡alerta tendencia! Se lleva lucir un hombro al aire. No lo decimos nosotros, lo dicta el street style gracias a la influencia de la pasarela, pues diseñadores como Givenchy o Isabel Marant incluyeron el escote asimétrico en sus desfiles.

A lo largo de toda la primavera y el verano vimos cómo los tops y vestidos off the shoulder -como denominan los expertos de la industria al escote Bardot, ese que deja ver los dos hombros- se convertían en los más deseados. Ahora, mientras avanza el mes y disfrutamos de los últimos días de verano (y nos acercamos, irremediablemente, al otoño) vemos cómo ganan protagonismo las prendas que dejan solo uno de ellos al aire en las nuevas colecciones de otoño/invierno.

Olivia Palermo también es un gran fan del escote asimètrico/ Instagram @oliviapalermo.

De los diseños más minimalistas (con líneas sencillas y en monocolor) a los más barrocos e intrincados (con volantes, brocados, flecos, estampados…), todos se rinden ante la tendencia de los hombros asimétricos. Vestidos mini, midi y maxi, además de camisetas, blusas y tops, convierten este escote en el absoluto protagonista de la temporada.

De día y de noche, las prendas con escote asimétrico se convierten en tus mejores aliadas. Para un estilo working, combina una blusa con este corte y estampado de flores con unos pantalones básicos negros; por la noche, un vestido negro  será ideal. Si lo que buscas es un toque más lady, combínalo con una falda midi.

Eso sí, muy importante: las prendas con este escote llévalas siempre con sujetador sin tirantes; de otra forma, mancharás el escote y podras acabar estropeando el resultado final.

El escote corazón, su gran rival

En Zara ya han incorporado el escote corazón a su nueva colección en este vestido (29,95 euros). Eso sí, con tirantes.

Eso sí, el reinado del escote asimétrico este otoño/invierno va a ser difícil, pues hay otro dispuesto a disputarle el trono: el corazón. Y es que es uno de los pocos escotes que favorecen siempre, sin importar el tamaño del pecho.

No solo sujeta el pecho, sino que, además, lo realza, ejerciendo un efecto pushup de lo más favorecedor. El escote corazón se convierte en protagonista tanto de los looks de noche como de día, al igual que el asimétrico, y en cualquiera de sus versiones, con o sin tirantes.

Como sucede con su gran rival, las pasarelas lo propusieron, y las alfombras rojas y street styles lo han confirmado. Sin embargo, ojo: puede acortar ópticamente el tronco, por lo que no es el más recomendable para las más bajitas.

Dejanos tus Comentarios