Cuida tu pelo también durante el verano

Cómo proteger tu pelo del sol este verano

Aprende a proteger tu pelo del sol, el cloro y la sal este verano.

Durante la época estival, ponemos un interés especial en cuidar la piel, conscientes de que los excesos solares pasan factura. Sin embargo, el pelo queda en segundo plano y al regreso de vacaciones nos encontramos con un cabello deteriorado, sin brillo, reseco, áspero e incluso con un color que nada tiene que ver con su tono habitual.

“Mientras la piel tiene su propio mecanismo de defensa frente a los rayos solares, no le ocurre lo mismo al pelo”, advierte la Dra. Claudia Bernárdez, dermatóloga especialista en Tricología de la Clínica Bioláser La Moraleja. La exposición continuada al sol, el cloro y la sal puede provocar que la salud y la belleza del cabello se resientan, por eso es fundamental extremar los cuidados en esta época del año con productos que lo protejan de las radiaciones solares y que, además, lo restauren y devuelvan la hidratación perdida.

“Es muy importante utilizar productos que contengan ingredientes naturales de alta calidad, como aceite de argán, aguacate o almendras, que aportarán los nutrientes necesarios para cuidar y proteger el cabello. Las vitaminas y los antioxidantes que se encuentran en ellos ayudan a recuperar la fibra capilar y prevenir la sequedad”, recomienda Antonio Corral Calero, Embajador Global de Moroccanoil.

Cabello y cuero cabelludo

El verano nos ataca con tres claros enemigos: el cloro de la piscina, el salitre del mar y el sol. Además, a la vuelta, tiene lugar la caída otoñal, que puede minimizarse si controlamos estas agresiones.“Los rayos del sol dañan el tallo piloso resecándolo y abriendo la cutícula, y pueden llegar a dañar las raíces, agravando la caída otoñal”, asegura la Dra. Bernárdez. Usa sombreros, gorras o pañuelos para proteger tanto el pelo como el cuero cabelludo.

Además, es imprescindible aplicar protectores solares capilares, insistiendo en las zonas que están menos pobladas, como donde habitualmente se lleve la raya”, continúa la dermatóloga. Ojo con el cabello teñido, mucho más sensible a los efectos nocivos del sol, pues las sucesivas coloraciones lo hacen más poroso y frágil, y por tanto, más vulnerable a las agresiones externas. Elige protectores solares específicos para cabellos coloreados.

5 trucos para ir maquillada de forma perfecta a la playa

¿Qué hago con mi pelo al volver a casa?

Tras la exposición al sol, “lava tu melena con un champú de uso frecuente. Tienen menos sulfatos y no resecan tanto la fibra capilar. Acostúmbrate a lavar, sobre todo, el cuero cabelludo y no enjabonar la fibra capilar demasiado a menudo para no generar sequedad extra. Además, es recomendable utilizar mascarillas o sérums casi a diario”, aconseja la dermatóloga. Por último, evita el secador y otras fuentes de calor en la medida de lo posible.

Por Mayte Martínez.

Dejanos tus Comentarios