Corinna, la “amiga entrañable” del rey Juan Carlos, se sincera

Corinna, la “amiga entrañable” del rey Juan Carlos, más sincera que nunca

Corinna se ha sincerado en una entrevista a un medio francés.

La aristócrata Corinna Zu Sayn-Wittgensteinmás conocida en nuestro país como la “amiga entrañable” del rey Juan Carlos– ha concedido una entrevista a Point de Vue, una revista francesa. En ella no ha dudado en hablar de su relación con el actual rey emérito y de cómo vivió el momento en el que se hizo público.

“Es un episodio que asumo, pero que se amplificó y se utilizó de una manera inadecuada”, ha afirmado categórica. Señala Corinna que gracias a la publicación de aquella información adquirió gran relevancia y visibilidad ante el público. No fue agradable para ella, pero consiguió sacarle beneficio.

“Es una visibilidad que no quería y lo que he hecho es usar todo esto para hacer algo positivo y enfocarlo hacia la filantropía”, revela Corinna. Y es que, como señala el medio galo que ha hablado con ella, ahora es miembro de la Clinton Global Initiative, una fundación benéfica que presiden Hillary y Bill Clinton; además, colabora con otra, la Naked Heart, creada por la modelo Natalia Vodianova. La alemana también trabaja con la Familia Real de Mónaco y la de Oriente Medio.

“Ya he cumplido mi medio siglo de vida y por fin he logrado encontrar el equilibrio. Estoy contenta y muy orgullosa”, afirma.

La lealtad, la cualidad más importante para Corinna

La aristócrata se relaciona con lo más selecto de la realeza europea; habitual de las fiestas, eventos y reuniones de la jet set mundial, ha aprendido a moverse en un mundo en el que la discreción es lo más importante. Y así lo reconoce: “Para mí la cualidad más importante en la vida es la lealtad sin titubeos”.

“Durante mis años de juventud viajé mucho y descubrí mundo gracias a mi padre, que dirigía una compañía aérea. Mi padre me presentó a mucha gente y yo estaba casi todo el tiempo con los adultos. Él y mi madre eran muy abiertos y tolerantes. Nos inculcaron grandes valores y nos dieron una gran educación que me permitió estudiar cinco idiomas”, cuenta respecto a su infancia.

Respecto a su relación con la familia Grimaldi, Corinna afirma que conoce al príncipe Alberto de Mónaco desde los años ochenta, por lo que les une una gran amistad. “Fue gracias a Ira von Füstenberg, que se llevaba muy bien tanto con mis padres como con Rainiero. Luego le he acompañado a él y a su pareja en sus movimientos. Compartimos una confianza mutua que requiere discreción”, añade.

Dejanos tus Comentarios