4 consejos para lucir una manicura perfecta

4 consejos para lucir una manicura perfecta

Lucir una manicura perfecta es más fácil de lo que crees.

Por Rosanna Rezusta. 

No lo dudes: tus manos son tu mejor carta de presentación. De cómo luzcan ellas y tus uñas dependerá el cómo te percibirá el resto. Y aquí las uñas juegan un papel importantísimo. ¡Descubre cómo lucir siempre una manicura perfecta!

 “Los colores para las uñas son como los colores para la ropa: no todo favorece a todas”, dice Carolina de Castro, directora de salón madrileño que lleva su nombre. “Aun así, hay tonos indispensables en nuestro neceser de manos: el rojo Ferrari, el nude, el marrón chocolate y burdeos y los rosas suaves”. ¡Hay tendencias clásicas que siempre nos acompañan!

“Para empezar a limar la uña, usa mejor una lima gruesa que no abra las uñas. Para finalizar, lo mejor es una lima gorda y blanda para pulir y quitar pellejitos y dejar la uña suave”, explica Carolina de Castro.

Pero, en cualquier caso, de nada servirá llevar un color impecable si el aspecto de las manos no es el adecuado. Así que, toma nota:

1. Hidrata a conciencia.

“Con el frío extremo, es necesario hidratar más nuestras manos. Hay que hacer baños de parafina, aplicar mascarillas específicas y sérums, explica Carolina de Castro. Y si tienes padrastros, es conveniente quitarlos. Elena Comes, desde Le Petit Salon, aconseja “usar un reblandecedor de cutícula, que ayudará a evitar que la piel se levante. Además conviene hidratar todas las noches las cutículas con aceite por ejemplo de aguacate, rosa mosqueta, argán… Y llevar crema hidratante de manos en el bolso para aplicarla varias veces al día”.

2. Lima cortito y da forma en redondo o cuadrado.

Lima las uñas evitando formatos en punta, que son muy complicados y no resultan elegantes, mete las manos en agua templada y empuja las cutículas con un palito de naranjo hacia atrás. Aplica un peeling, aclara bien y masajea con crema, explica Carolina. “Y si tienes prisa, lima, aplica crema, quita los excesos de grasa de la uña y esmalta sin cargar de producto la uña”.

3. Maquilla la uña

“Para que el esmalte dure más es muy importante asegurarnos de que la uña no está grasa ni con restos de cremas o aceites. Basta con pasar sobre ellas un disco de algodón impregnado en alcohol, siempre procurando no tocar la piel”, explica Carolina. Y lo ideal es siempre usar base y para finalizar, una laca secante que aporte brillo.

4. Esmaltado permanente, ¿sí o no?

“El esmaltado permanente es muy cómodo porque las uñas se secan por completo de forma inmediata. Además, su duración y brillo es el doble que uno normal. Únicamente si tus uñas son frágiles debes evitar ponerlo de forma frecuente para no resecarlas demasiado, cuenta Elena. Conviene dejar pasar una semana, al menos, entre una y otra manicura permanente para que la uña respire y no se fragilice en exceso.

Dejanos tus Comentarios