5 trucos para preparar helados sanos y deliciosos

Receta de helado de sandía y nata

Los helados caseros serán tu mejor opción en verano.

En verano no hay más refrescante (y delicioso) que un helado. Sea cremoso o tipo polo, nos encanta disfrutar de su sabor; aparte, es el mejor aliado que podemos tener para combatir las altas temperaturas.

Sin embargo, la mayoría de helados que encontramos fuera de casa están elaborados con gran cantidad de azúcares y grasa (se necesita para conseguir cremosidad), igual que sucede, por ejemplo, con la bollería industrial. Es por ello que, aunque no está mal darse un capricho de vez en cuando, es mucho mejor para nuestra salud y nuestra figura elaborar nosotros mismos estos dulces congelados.

Para que estos días de calor puedas disfrutar de los mejores helados y polos, hemos elaborado una guía con sencillos trucos y consejos sin preocuparte de las calorías o la grasa. Toma nota de ellos y conviértete en la reina de los helados sanos.

1. Sustituye la nata por yogur

Como te decimos, a la hora de elaborar un cremoso helado la grasa de la nata es la que consigue esa textura tan deliciosa; mezclada con el azúcar y yemas de huevo, puede ser un cóctel para nuestro cuerpo. Sin embargo, puedes conseguir la misma cremosidad si la sustituyes por yogur griego, cuyo contenido en grasa es bastante más bajo que el de la nata.

2. Usa leche desnatada

Algunas recetas incorporan leche entre sus ingredientes. En estos casos siempre puedes optar por la variedad desnatada o semidesnatada. Restarás calorías y grasa al resultado final.

3. Miel en vez de azúcar

El característico dulzor de un helado se consigue a base de cantidades enormes de azúcar refinado. Aunque puedes sustituirlo por azúcar moreno o edulcorantes, una opción mucho más natural es cambiarla por miel.

4. ¡Al rico smoothie!

Si congelas fruta fresca cortada a trozos y la trituras luego con un yogur y una cucharada de miel, obtendrás un batido sano y delicioso en cuestión de segundos. Además, no engordará tanto como otros tipos de helados. ¿Los mejores? Los que contienen aguacate, plátano o fresa.

Polos caseros de fresa con chocolate

5. Polos de zumo

Lo mismo sucede con los característicos polos de hielo. Siempre puedes licuar diferentes frutas y congelar la crema o líquido en moldes de helado. Sanísimos y deliciosos, perfectos para que los más pequeños merienden y obtengan un chute extra de vitaminas y minerales.

Algunas recetas para preparar helados caseros

Dejanos tus Comentarios