10 guarniciones perfectas para tus platos

Un plato sencillo no tienen por qué ser aburrido. Una cena simple puede convertirse en algo mucho más interesante si sabes cómo completar tus platos. Salsas, patatas, purés o mantequilla a las hierbas, te presentamos 10 buenas ayudas para hacer de un sencillo plato una propuesta más completa. Tus platos nunca más quedarán sosos si les añades alguna de las ideas que te presentamos a continuación. Desde las más sencillas, hasta las más elaboradas.

1 Patatas asadas

Mientras se precalienta el horno a 190º C, pela unas patatas y córtalas en gajos. Pica el perejil muy fino. Machaca en el mortero unos dientes de ajo con una cucharada sopera de perejil y una pizca de sal gruesa. Añade un chorro de aceite de oliva y mezcla bien. Coloca las patatas sobre una fuente y añade un poco de la mezcla de ajo por encima. Echa un chorrito de aceite y hornéalas 30 minutos, removiéndolas cada 10 minutos.

2 Harissa

harissaLa harissa es una salsa muy picante que se utiliza para la preparación de cuscús, arroces y cremas. Hazla así: dora en una sartén al fuego unos cuantos granos de cilantro y otros de comino; échalos en un mortero y machácalos. Llévalos a un vaso de la batidora y añade 150 g de pimientos asados pelados y sin semillas, una guindilla también sin semillas, un diente de ajo pelado, una cucharada de zumo de limón, un hilito de aceite y una pizca de sal. Tritura todo.

3 Cuscús de cranberries

Los cranberries, o arándanos rojos, dan mucho juego con las carnes rojas. Saltéalos con cuscús (hidratado previamente con caldo de pollo o de verduras) en una sartén con un hilo de aceite. Adereza con perejil picado y salpiméntalo al gusto. También es genial para servir de primero.

4 Vinagreta de naranja

Necesitas dos cucharadas de aceite de oliva, una de vinagre de Jerez, 2 cucharadas de zumo de naranja bien colado, 1 cucharada de tu miel preferida, una pizca de sal y un golpe de pimienta negra recién molida. Agita todos los ingredientes en un bote cerrado para que el aliño coja cuerpo, que la vinagreta emulsione. Este aderezo es ideal para las ensaladas basadas en mariscos o en las de germinados con frutas.

5 Puré de patatas casero

pure-patataPara que te quedo riquísimo, aplasta unas patatas cocidas con un chorrito de aceite de oliva, una pizca de leche y otra de sal y pimienta. La idea es que quede de textura rústica, como con grano. Si cueces las patatas en un caldo de verduras en vez de en agua, aún más rico.

6 Ensalada de membrillo y queso

El contraste dulce y salado que ofrece la combinación de queso y membrillo es una delicia como postre, pero en ensalada, aliñado todo con una gotas de zumo de limón, es una guarnición fresca para servir junto a chuletas de cerdo o a una carne a la brasa. Se puede servir de plato único si la aderezas con unas nueces picaditas.

7 Cebolla caramelizada

Pon a sofreír a fuego muy lento una buena cantidad de cebolla (porque quedará muy reducida) y, a mitad de cocción, añade una cucharada de azúcar moreno y deja que se funda. Cuando el azúcar se haya hecho caramelo, añade un poquito de agua y remueve para que la cebolla se impregne de los sabores y color del caramelo.

8 Mil islas

salsa-mil-islasPara hamburguesas, ensaladas y mariscos. Se prepara con 220 g de mayonesa, tres cucharadas de kétchup, una de pimiento verde muy picado, 4 rodajas de pepinillos verdes en vinagre muy picados, una cucharada de cebolla muy picada, otra de cilantro, 5 aceitunas verdes, una pizca de azúcar, otra de zumo de lima y unas gotas Tabasco.

9 Arroz salteado

El arroz, sin duda, es una de las guarniciones más utilizadas, sobre todo, el cocido. Para ponerlo de guarnición de manera diferente, no lo cuezas; saltéalo en un wok con algún aceite original, como de sésamo o de cacahuete, y termina aderezándolo con cebollino. Perfecto para acompañar un sencillo filete de ternera a la plancha.

10 Mantequilla de hierbas

mantequilla-de-hierbasLas mantequillas aromatizadas dan sabor a verduras, carnes o pescados. La de cilantro y limón realza el sabor del pescado blanco, de la trucha o de la carne de pollo. Mezcla dos cucharaditas de mantequilla con una cucharadita de cilantro, una pizca de cáscara de limón y 1/8 de cucharadita de sal hasta que no queden grumos.

Además

Falso alioli: hazlo con mayonesa ligera y la cantidad que desees de ajo picado. Salpiméntala al gusto si te queda un sabor demasiado suave (aunque las mayonesas llevan bastante sal).

Básate en el kétchup: con kétchup, vinagre de manzana, sal, pimienta y aceite de girasol puedes preparar una rápida y rica salsa barbacoa para tus carnes. Calienta todo en un cazo para que el azúcar se deshaga.

Leche evaporada: prepara una rica salsa para pasta con 210 g de leche evaporada, 200 g de queso brie, 100 g de gruyer, 100 g de emmental, 10 g de mantequilla, nuez moscada y pimienta negra, todo bien derretido en una sartén.

Dejanos tus Comentarios