Claves para hacer deporte de forma segura tras el verano

El gimnasio se llena de nuevos clientes en septiembre.

La vuelta a la rutina provocará que, tras un periodo de relax, nos encontremos más cansados de lo habitual. Igual que te fijas unos horarios para la práctica deportiva, también debes fijar unas horas de sueño. Descansar también previene las lesiones ya que durante el sueño los tejidos musculares de nuestro cuerpo se reparan.

Uno de los propósitos que más se repiten con la llegada de septiembre es hacer deporte. Todos queremos estar en forma rápidamente tras los excesos estivales, pero conviene no olvidar que hay que seguir una serie de pautas y recomendaciones para que esta práctica saludable no se convierta en un problema. Así, Elsa Genové, CEO de Vanir, nos da las claves para ponernos a punto de forma correcta:

1. Respetar el periodo de adaptación

Una joven practicando running en una pista de atletismo

Tras haber estado inactivo durante un tiempo, lo ideal para que el cuerpo no sufra es comenzar con ejercicios suaves y progresivos. Si eres runner, conviene empezar por distancias cortas para que las articulaciones se aclimaten. Si practicas fitness o el crossfit, hay que empezar por ejercicios con menor impacto articular.

 2. Seguir una dieta equilibrada

Fruta, verdura, legumbre… Es hora de dejar de lado los caprichos.

En las vacaciones nos damos ciertos caprichos y no solemos decantarnos por platos saludables. Por eso, de vuelta a la rutina, hay que elaborar una dieta sana que incluya ácidos grasos Omega 3, Vitamina C, Magnesio, Calcio, Vitamina D y Silicio.

3. Descansar correctamente

Dormir ocho horas es clave para un correcto rendimiento.

La vuelta a la rutina provocará que, tras un periodo de relax, nos encontremos más cansados de lo habitual. Igual que te fijas unos horarios para la práctica deportiva, también debes fijar unas horas de sueño. Descansar también previene las lesiones ya que durante el sueño los tejidos musculares de nuestro cuerpo se reparan.

4.Calentar y estirar

Antes de hacer ejercicio, calentar evita incómodas lesiones.

Si quieres tener más tiempo de entrenamiento, no lo quites de la parte principal, el calentamiento. Antes de empezar hay que hacer ejercicios suaves  y movilizaciones pendulares  para lubricar las articulaciones; posteriormente, combinar estiramientos con pequeños ejercicios excéntricos para aumentar la temperatura muscular y prepararla para la actividad.

5. Optar por suplementos de calidad

Elige los suplementos alimenticios que se adapten mejor a tus necesidades.

En esta época del año no está de más incluir sumplementos alimenticios que nos ayuden a tener los suficientes micronutrientes para la práctica deportiva y el cuidado de las articulaciones.

Dejanos tus Comentarios