Habla por primera vez Carlo Constanzia, el hijo de Mar Flores

Carlo Constanzia Flores junto a su padre, Carlo Costanzia di Costigliole, en una imagen de archivo

Es famoso desde la cuna, sin embargo, Carlo Constanzia ha optado por vivir al margen de la popularidad de su madre, Mar Flores. Es cierto que ha ayudado el hecho de que pasó buena parte de su adolescencia en Italia, pero de regreso a Madrid nunca quiso acudir a actos públicos ni convertirse en el foco de atención.

Siempre al otro lado de los focos y rechazando cualquier oferta televisiva, ha desarrollado su carrera en solitario y sin necesidad de que le abrieran puertas por ser hijo de. Es independiente y quiere seguir siéndolo. Ha trabajado como camarero, lavando platos… pero su sueño es dedicarse a la interpretación. De hecho, estudió dos años en la Academia de Teatro Tangram y ha formado parte de un curso intensivo realizado en el Estudio de Juan Codina.

Su refugio: el rap

También ha encontrado en la música una fiel aliada ya que se refugió en ella a los 12 años, cuando sus padres se separaron.“En cierta manera, la música me ha salvado la vida. Cuando tienes que elegir entre una figura u otra es duro… “, confiesa.

“Fue una etapa complicada porque tuve que dejar a mi madre y a mis amigos en Madrid. Entonces empecé a escribir canciones; era mi manera de desahogarme. Me di cuenta de que con la música podía aliviar la pena y la ira”  revela en Vanity Fair, donde ha concedido su primera entrevista.

Me gusta todo tipo de música, pero fundamentalmente el rap con bases amenas, que es lo que yo hago. Eso se lo debo a tres artistas que me han marcado: Ray Charles, Amy Winehouse y Bob Marley. Me ponen los pelos de punta”, explica.

Su familia, la prioridad

Con 24 años, Carlo está unido a partes iguales a su padre, Carlo Constanzia di Castiglione, de quien ha heredado el carácter, y a su madre, Mar Flores, a quien se parece en la simpatía. Además, revela tener una relación “excelente” con el exmarido de la modelo, Javier Merino. Aunque sin duda, si hay alguien realmente especial para él, esos son sus hermanos: Dario, Mauro, Bruno y Beltrán.

Mar Flores, una niña más en Disneyland París

Mar Flores, una niña más con dos de sus hijos en Disneyland París

Para mí lo son todo, no hay nada más importante que ellos. No exagero. Estuvimos separados mucho tiempo y ahora intento ejercer de hermano mayor”, dice de los pequeños, a los que ve diariamente en Madrid.

Dejanos tus Comentarios