Marbella, un lugar lleno de rincones mágicos

¡Llegar desde Madrid es un paseo, y en un Ford Mustang… todavía más!

Pocos países pueden presumir de estar jalonados a lo largo de sus más de 5.500 Kilómetros de costa peninsular, de rincones de ensueño donde perderse y cargar pilas como sucede en España. Pero, de entre todos los rincones mágicos, permitidme si no tenéis decidido donde escaparos de cara a Semana Santa proponeros una escapada al paraíso español: ¡Marbella!…                                                                                                           

 No es necesario explicaros las excelencias del clima de la Costa del Sol, la simpatía y cariño de sus gentes, las enormes facilidades para hacer cualquier tipo de deporte, desde golf al paracaidismo y, por supuesto, y a lo que vamos, la magnífica gastronomía o la calidad y hospitalidad de sus establecimientos hoteleros.

De vacaciones, lo único más importante que donde, es… ¡con quien!

Será por todo esto que menciono, que ya en el Paleolítico, que no eran tontos, se instalaron allí… y que sucesivamente Fenicios, Cartagineses, Romanos, Alanos, musulmanes, y a vuelta los cristianos, fueron dejaron su impronta, haciendo de este enclave un espacio único y muy, muy especial….

Uno de los atractivos de la noche marbellí, es que siempre hay algún artista de talla mundial del que disfrutar en familia.

Pero la Marbella que hoy me ocupa nace a inicios de los años 50, cuando el marqués de Ivanrey, construyó “El Rodeo”, el embrión que dio origen al turismo de lujo marbellí. Luego su sobrino, Alfonso de Hohenlohe, convirtió la finca “Santa Margarita” en 1954 en el “Marbella Club”, siendo un reclamo para celebridades de todo el mundo.

Las mejores familias:  Bismarck, Rothschild, Metternich, Goldsmith, de Mora y Aragón, Salamanca (Marqués de Salamanca y Conde de los Llanos) o los Thyssen-Bornemisza, llegaron y establecieron sus mansiones, convirtiendo a Marbella desde entonces en un punto de encuentro de la jet set internacional, la meca del glamour, la sofisticación y el exceso.

Es uno de esos lugares para no pasar desapercibido, compitiendo “de tú a tu” con La Côte Azur o las Islas del Mediterráneo y convirtiéndose también en la meca de mis amigos “los paparazis”, unos más simpáticos que otros, pero todos currando duro para buscar esa foto o esa noticia que luego dará la vuelta al mundo …

Para la caza de las grandes celebrities… Marbella es la jungla perfecta.

Lo sé, por propia experiencia…

La agradable entrada del hotel, apenas deja entrever una pizca de su confort y su clase.

 

Me encanta la sofisticación, en buena compañía y con su toque gamberro.

 Ya desde prácticamente el principio de su “historia moderna” Marbella ha ido de la mano del Hotel “Los Monteros”, uno de los primeros hoteles de 5 estrellas G.L de la zona y sin duda uno de los más emblemáticos.

En esta ocasión disfrutamos de lo lindo dela magnífica suite del embajador.

 

Una de las habitaciones de la suite: acogedora y muy confortable…

 Situado en el Km 186 de la carretera de Cádiz, el complejo construido en 1963 y ampliado hasta tres veces debido a la altísima demanda de sus habitaciones, por el empresario Ignacio Coca, ha mantenido desde el principio la esencia y el glamour que soñó su fundador, y contra viento y marea ha sido testigo de los cambios y la historia reciente de Marbella.

 

Una bella imagen de la piscina iluminada con el restaurante al fondo.

A mí, el establecimiento brillantemente dirigido por Fernando Al-Fark me encanta, es uno de mis hoteles favoritos y creedme que conozco unos cuantos… ¡Es simplemente uno de esos lugares a los que no les falta ni les sobra de nada…!

Cada rincón de este hotel tiene historia…

 

La “Cabane” el primer beach club de Marbella y el que conserva mejor el estilo y la clase Marbellí.

 

¡Momentos que no tienen precio…!

En una reciente visita con mis hijos, una vez más gocé de los distintos servicios y los múltiples detalles que ofrece Los Monteros a sus huéspedes. Y como quien no quiere  la cosa,  nos perdimos en el bufet del reconocidísimo “La Cabane”, su club de playa, para a continuación gozar del sentido absoluto de las palabras “siesta” y “relax” en una de las camas frente al mar a mi completa disposición para mi personal “dolcefareniente”.

En Marbella apenas existe la intimidad, y en cualquier parte te puede pillar un objetivo indiscreto.

La habitaciones, amplias y espaciosas, disponen de todas las comodidades que puedas precisar, ya que es uno de esos sitios donde percibes con claridad que el equipo está acostumbrado a atender al público más exigente, tanto clientes anónimos acomodados como celebrities de todo el mundo. Entre muchos, otros Michael Jackson, Julio Iglesias, Cela, Sean Connery, Lola Flores… Y te hacen sentir en todo momento atendidos sin resultar empalagosos ni cursis, con un punto de simpatía y cariño, que hace que regreses a tu casa, con ganas de volver.

De vacaciones creerme, ¿mi mejor paparazzi…? ¡Yo misma!

 

Cada segundo compartido con “mis tesoros”, en cualquier parte, pero mucho mas en aquí, ¡es estar en el paraíso!

 

 

 

FOMI

 

 

AGRADECIMIENTOS: 

HOTEL “LOS MONTEROS”

FORD ESPAÑA

VESTIDO DE NOCHE ESTAMPADO DE CORAZONES EN EL CONCIERTO DE MARC ANTHONY “TEGUS”

FOTOS CEDIDAS POR JORGE OGALLA

Share this article

Facebook Comments