Alta Costura París: el jardín mágico de Dior

Alta Costura París: el jardín mágico de DiorAlta Costura París: el jardín mágico de Dior

El mundo de la moda esperaba, como agua de mayo, el primer desfile de Alta Costura de Maria Grazia Chiuri para Dior. Y si su primera colección de prêt-a-porter para la firma fue un rotundo éxito con la esgrima como telón de fondo, esta no ha decepcionado, en un maravilloso despliegue de creatividad que tuvo como hilo conductor la magia y la superstición.

Un laberinto de Alta Costura

El museo Rodin, escenario elegido para la gran cita, se convirtió en un auténtico laberinto presidido por un árbol de los deseos, en el que los setos y arbustos hacían pensar que las modelos desfilaban por un bosque, sobre una pasarela cubierta por el musgo. La superstición y los amuletos, que están en el propio ADN de Dior, hicieron el resto para crear una atmósfera mágica.

Fantasía de cuento de hadas

En esa pasarela misteriosa y mágica se presentaron las propuestas de Dior Alta Costura, en las que la feminidad más deliciosa se presentó en forma de vestidos vaporosos, plumeti, gasa, tul y toda una serie de diseños en los que las flores y las alusiones al mundo de lo oculto se vieron enriquecidos con los sombreros, máscaras y tocados que creó Stephen Jones para la ocasión. Un total de 59 looks que ponen de manifiesto que Chiuri ha encontrado en la Maison su sitio.

Alta Costura París: el jardín mágico de Dior

Un front row de excepción

Como suele ser habitual, a la cita de la Alta Costura de Dior no faltaron numerosas personalidades entre las que destacaron las actrices Diane Kruger y Kirsten Dunst, las modelos Eva Herzigová y Natalia Vodianova o la it girl Olivia Palermo, que acudió acompañada de su marido, el modelo Johannes Huebl.

Escribe tus comentarios