Alejandra Ortiz y Joaquín Buendía, reencuentro y ¿reconciliación?

Alejandra Osborne y Joaquin Buendia

Alejandra Osborne y Joaquín Buendía en la obra de teatro de Bertín y Arévalo en Sevilla

Hace unas semanas conocíamos que Alejandra Ortiz, la hija mayor de Bertín Osborne, ponía punto y final y a su historia con Joaquín Buendía después de trece años de matrimonio. Una decisión que , sin embargo, podría no ser irreversible ya que la pareja lleva dos meses haciendo vida por separado pero se ha reencontrado recientemente y parece que el cariño entre ellos sigue intacto.

Fue el pasado fin de semana cuando Alejandra y Quino, como le llaman cariñosamente los que le conocen, se reunieron en Sevilla para celebrar la Primera Comunión de Santiago, el mayor de sus tres hijos.

“Hay mucho cariño entre ellos, en la comunión estábamos todos y el ambiente fue chulísimo, parecía que seguían juntos y no había pasado nada. Es bonito que se separen y sigan estando así. Lo ideal es que sigan pero hay que respetar”, revelaba Fabiola Martínez.

Bertín Osborne llevando al altar a su primogénita, Alejandra, en 2003

Bertín, el mediador

“No sabemos cómo va el proceso ni si hay divorcio oficial. Ella nos lo contó y su padre intentó indagar para ver si había algo que se pudiera hacer, pero la decisión ya estaba tomada por ambas partes. Lo tenían clarísimo aunque nosotros no nos lo esperábamos porque creo que ellos se esforzaban para que funcionara. Pasamos las navidades juntos y no notamos nada”, comentaba.

¿Lo intentarán de nuevo?

“No sé si habrá una segunda oportunidad, es aventurar demasiado. Obviamente cuando ves a dos personas fantásticas que han creado una familia tan bonita y que hay tan buena relación, lo que te apetece es que continúen, añadía la venezolana, que, al igual que Bertín, siguen considerando a Quino como parte de la familia.

“Bertín siempre decía que Quino era la referencia para el resto de yernos y que dejaba el listón muy alto. Y sigue siendo así. Ellos siguen hablando porque el hecho de separarse no significa que haya malos y buenos. Quino sigue siendo un hombre estupendo, maravilloso, que ojalá siga dentro de la familia”, reconocía Fabiola.

 

Dejanos tus Comentarios