Aída Nízar, siempre en el centro de la polémica

Aída Nízar en una imagen de archivo.

Que a Aída Nízar le gusta obtener notoriedad no es algo que se nos escape. La polémica exconcursante de Gran Hermano adora estar en boca de todos, sea para bien o para mal, y ser el centro de todos los comentarios.

Así, este verano vimos como Aída acudía a Sálvame a contar que gracias a ella se había desmantelado una banda organizada de ladrones. Al parecer, siempre según su versión, unos “cubanos” le habían robado el bolso mientras estaba en una discoteca de la capital. Una sustracción que, según afirmó, fue de más de 50.000 euros; solo el bolso costaba unos 14.000 euros, además del valor de su iPhone, tres plumas de la prestigiosa firma Montblanc, un neceser con maquillaje…

Aída Nízar en una de las galas de Gran Hermano VIP.

“Fui robada por una mafia cubana. Él tira la cazadora y se lleva el bolso. Gracias a ser un personaje público hemos podido desmantelar esta trama”, contó en el espacio de Telecinco a Carlota Corredera una tarde. “En España hay una cosa que se llama hurto, al no haber agresión, y no les ha pasado nada”, afirmó Nízar, a quien las redes sociales tacharon enseguida de racista por sus comentarios.

Aída Nízar y sus polémicas vacaciones en Ibiza

Hace tan solo unos días en el mismo programa desvelaban un supuesto robado de la exgran hermana en Ibiza. Al parecer, unos papparazzi la habrían pillado tomando el sol en topless sobre la cubierta de un barco sin que ella lo supiera. En Sálvame dudaron, y mucho, de que se tratara de tal cosa y afirmaron que podría haber sido un posado pactado.

Aída Nízar, tras la hazaña, muerta de la verguenza.

Aída Nízar, muerta de vergüenza en Gran Hermano VIP.

Sin embargo, su estancia en la isla pitiusa ha generado muchos más comentarios. En Sálvame mostraron las imágenes de una cámara de seguridad de un establecimiento en el que se ve, presuntamente, a Nízar sustrayendo unos yogures y una pieza de bollería; los mete a su bolso y pasa por caja hablando animadamente por la cajera, a la que solo pagaría, según se ve de forma supuesta en el mismo vídeo, una botella de agua.

Nízar tomará medidas legales

Según se ha sabido en las últimas horas, el equipo de abogados de Aída va a iniciar una demanda judicial “contra el dueño del establecimiento en el que se han grabado las imágenes que han sido posteriormente “filtradas” a televisión y que están sirviendo para injuriar y calumniar”. Y es que no olvidemos que el propietario del supermercado podría haber incurrido en un delito contra la privacidad de sus clientes si se demuestra que fue él el que filtró las imágenes, que no se pueden hacer públicas ni difundir por ley.

Aída Nízar durante su etapa de colaboradora de Sálvame.

 En el comunicado también afirman que también tomarán acciones legales contra cualquier medio o persona que “tachen a Aída Nízar como autora de ilícito penal alguno o describan su conducta como robo, hurto o cualquier delito contra la propiedad, en relación con los hechos ocurridos en Ibiza”. ¿Será capaz “la elegida de Dios”, como ella misma se llegó a autodenominar, de demandar a Sálvame?

Dejanos tus Comentarios